Instituto Médico Platense

Excelencia en Medicina al servicio de la Comunidad

412 0900

425 8394

425 8390

Menu

Día Mundial de la Hipertensión Arterial

imagen

Afecta aproximadamente a 1 de cada 3 argentinos. Los hipertensos tienen casi 5 veces más probabilidades de sufrir un infarto y más de riesgo de sufrir un ACV

El día 17 de Mayo ha sido asignado por la Organización Mundial de la Salud, como el "Día Mundial de la Hipertensión Arterial". La Liga Internacional de Hipertensión Arterial (World Hypertension Leage-WHL) fijó este día de Mayo con el objetivo de crear conciencia de esta enfermedad y fomentar los estilos de vida saludables para su prevención e información con respecto a los tratamientos existentes, la adherencia al mismo y la importancia de detectarla en una etapa temprana. Esta enfermedad silenciosa y muchas veces no controlada, es responsable del 80% de las muertes cardiovasculares.

Este año, el lema periodo 2013-2018 es: “Conozca los valores de su presión arterial”

- La hipertensión arterial

Es una enfermedad crónica que se caracteriza por un incremento de la presión sanguínea en las arterias. La hipertensión arterial se asocia a altas tasas de mortalidad por lo que se considera uno de los problemas más importantes de salud especialmente en los países desarrollados, afectando a cerca de mil millones de personas a nivel mundial debido al alto riesgo de vida que conlleva.

La hipertensión arterial es un problema de salud que afecta aproximadamente a 1 de cada 3 argentinos y es uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, la mitad lo desconoce, esto lleva a la falta de prevención que oscurece el panorama aún más. Se estima que afecta al 35% de la población latinoamericana.

Los hipertensos, en comparación con una persona con presión arterial normal, tienen 4,6 veces más de probabilidades de sufrir un infarto agudo de miocardio; 5,4 veces más de riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV) y 2,1 más de probabilidades de padecer enfermedad renal. Los datos se desprenden del análisis de la información relevada en la última "Encuesta Nacional de Factores de Riesgo", realizada en 2013. Los infartos y los ACV, entre otros problemas cardiovasculares, representan el 32,5% de las muertes que ocurren por año en el país. En Argentina la hipertensión arterial representa la principal causa de muerte, siendo responsable de 40.000 decesos anuales.

En general, esta enfermedad no da síntomas previos y puede descubrirse recién cuando de desencadena un infarto de miocardio, un accidente cerebrovascular o la aparición de insuficiencia renal. Así, la única manera de prevenirlo es el adecuado control de la presión arterial en toda la población.

Es una enfermedad silenciosa, cuya causa viene dada sobre todo por el antecedente familiar, y el paciente no debe creer que está controlado solo porque se siente bien. En ese sentido, todos medir con frecuencia la presión arterial en condiciones adecuadas y así conocer cuáles son las cifras para que esta enfermedad no sorprenda.

El subdiagnóstico de la hipertensión tiene que ver con que la población considera que 'si se siente bien' no debe tener presión, y esto es falso. La hipertensión arterial no necesariamente genera dolor de cabeza o sangrado nasal como se cree.

- Factores de riesgo

La hipertensión resulta de una combinación de factores genéticos y ambientales entre los cuales la historia familiar es un factor de predicción muy destacado: el 60% de los niños hipertensos tienen al menos un padre con HTA.

Las complicaciones se acrecientan cuando la HTA se asocia con otras enfermedades o con factores de riesgos no modificables: como la herencia, el sexo, la edad; y con factores modificables. Estos factores se dividen en erradicables como tabaquismo, obesidad y sedentarismo; y corregibles como la diabetes/síndrome metabólico y la dislipemia.

La hipertensión arterial es responsable del 45% de los infartos y del 51% de los ataques cerebrovasculares, siendo el consumo excesivo de sal su principal factor de riesgo. De acuerdo a los datos relevados el porcentaje de la población que agrega sal a las comidas después de la cocción o al sentarse a la mesa se redujo pasando del 25,3 de 2009 al 17,3% de 2013.

La reducción que observamos en el agregado de SAL a las comidas es un cambio cultural muy importante, ya que sabemos que por cada gramo que disminuimos en el consumo de sodio, evitamos 2000 muertes al año por enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares y también 20.000 eventos de esas enfermedades que dejan serias secuelas de por vida.

En nuestro país, el consumo de sal diario se redujo 2 gramos en los últimos 4 años, siendo actualmente de 10 gramos diarios el consumo promedio por persona. Casi el 70% de la sal ingerida proviene de los alimentos procesados. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo máximo de 5 gramos por día.

- Diagnóstico de hipertensión arterial

· Se basa casi exclusivamente en el registro correcto de la presión arterial

· Se requiere de por lo menos dos o tres registros elevados en diferentes ocasiones, separados por un lapso de tiempo para poder decir que un individuo es hipertenso

· Una vez confirmado el diagnóstico, serán necesarios otros estudios

- Un registro correcto de la presión arterial debe cumplir ciertas condiciones:

· La presión debería tomarse con el paciente sentado, con apoyo dorsal y los pies apoyando sobre el suelo, sin cruzar las piernas

· El brazo en el que se realice el registro debe estar a la altura del corazón, plano, con la palma de la mano hacia abajo

· El brazalete debe ser del tamaño adecuado para el diámetro del brazo del paciente

· Antes de comenzar los registros de presión, se debería guardar un período de reposo de cinco minutos

· Las mediciones deben realizarse en un ambiente confortable, a temperatura agradable y sin ruidos

- Al medir la presión arterial se registran dos medidas

• - La presión arterial sistólica o máxima: es la presión máxima en la arteria cuando el corazón se contrae, considerada normal cuando es de 120 mm Hg.

• - La presión arterial diastólica o mínima: es la menor presión en la arteria cuando el corazón está entre contracciones, considerada normal cuando es de 80 mm Hg.

Se considera hipertensión cuando la presión sistólica es mayor o igual a 140 mm Hg, o la presión diastólica es mayor o igual a 90 mm Hg. es decir que si una persona tiene 130/100 es hipertensa, porque la mínima es mayor a 90, lo mismo si tiene 150/100.

 

- La clave para controlar la presión

Según los especialistas, lo fundamental es que toda la gente adquiera el hábito de controlar su presión periódicamente.

La HTA es una patología controlable que disminuye la calidad y la expectativa de vida. Se relaciona en forma lineal y continua con el riesgo cardiovascular.

Una dieta adecuada baja en sal, la pérdida del exceso de peso y la realización frecuente de ejercicio físico son fundamentales para el correcto control de la tensión arterial. Si la hipertensión es diagnosticada a tiempo, puede ser curable. Si las arterias han engrosado mucho sus paredes, será muy difícil de revertir. Pero existen muchos mecanismos que pueden controlar la presión.

Entre las personas hipertensas que adhieren a tratamientos, el 51% utiliza únicamente medicamentos para controlar su presión arterial, un 8,5% se cuida a través de la alimentación y el40% restante realiza ambas prácticas. A través del Programa Remediar, la cartera sanitaria nacional entrega medicamentos antihipertensivos  gratuitos en más de 7000 Centros de Atención Primaria de la Salud de todo el país. 

 

- Recomendaciones

. Mantener un peso adecuado (no sobrepeso u obesidad)

. Mejorar la dieta (rica en frutas y verduras)

. Bajar el consumo de sal (no más de 5 gramos/día)

. Realizar actividad física (no menos de 45 minutos, 3 veces por semana)

. Controles periódicos de presión arterial

. No abusar del consumo de café

. Abandonar el tabaquismo

. Disminuir la ingesta de alcohol

. Controlar el nivel de estrés

 

 

 

Proyecto Salud