Instituto Médico Platense

Excelencia en Medicina al servicio de la Comunidad

412 0900

425 8394

425 8390

Menu

Dolor de cabeza: las causas del trastorno

imagen

En la Argentina, siete de cada diez visitas al neurólogo son por cefalea. Los especialistas aseguran que es importante detectar cuáles son los factores que desencadenan los ataques para evitarlos en la medida de lo posible.

La cefalea es uno de los motivos de consulta profesional más frecuente, los pacientes hacen referencia al dolor de cabeza pero ello no es un diagnóstico, sino un síntoma. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) uno de cada dos adultos presentó algún tipo de cefalea en lo que va del año. En todo el mundo, sólo una minoría de las personas que las sufren reciben un diagnóstico apropiado ya que para el abordaje de la patología existen diferentes barreras que impiden un correcto diagnóstico y tratamiento; entre ellas la dificultad en el acceso a la consulta especializada, la educación en salud y la expectativa del paciente. La Sociedad Neurológica Argentina estima que en el país siete de cada diez consultas a un profesional de su especialidad son por cefaleas. Asimismo, la OMS determinó que la cefalea tipo tensional y la migraña ocupan respectivamente el segundo y tercer lugar en prevalencia mundial de enfermedades, solo superadas por la caries dental.

El buen manejo de las crisis, la prevención y evitar el sobreuso de analgésicos, así como el tratamiento de las comorbilidades y el seguimiento efectivo, son aspectos fundamentales a considerar para lograr un mejor manejo del dolor de cabeza.

Infobae consultó al médico neurólogo Eduardo Daniel Doctorovich (MN 57225), jefe de la Sección Cefaleas del Hospital Italiano para conocer por qué casi la mitad de quienes padecen este trastorno no están diagnosticados y cuándo es necesario consultar al médico.

– ¿Por qué causas suele doler la cabeza?

– Cuando comienzan los dolores de cabeza, es importante detectar cuáles son los factores que desencadenan los ataques para evitarlos en la medida de lo posible. Estos varían según las personas, pero algunas causas pueden ser: olores fuertes, algunos alimentos, exceso de cafeína, alcohol, factores emocionales, situaciones de estrés, falta de sueño y/o luz intensa.

– ¿Qué es la migraña? ¿Cuál es la diferencia con el dolor de cabeza?

– La cefalea es uno de los motivos de consulta más frecuentes, hace referencia al dolor de cabeza pero no es un diagnóstico, sino un síntoma.

La migraña es un tipo de cefalea, pero no es sólo un dolor de cabeza: es una enfermedad neurológica compleja que afecta aproximadamente al 10% de la población mundial y que repercute en la vida personal, profesional y social de quienes la padecen. Suele comenzar con síntomas leves e ir aumentando hasta ser una cefalea de gran intensidad que lleva a que la persona tenga que interrumpir sus actividades hasta que ceda el dolor; y puede tener una duración desde una hasta 72 horas. La migraña puede asociarse a náuseas, vómitos, adormecimiento de algunas partes del cuerpo, dificultad en el habla, sensibilidad exagerada a la luz, a los olores y al sonido.

Entre un 30 y un 40% de las personas con migraña presentan síntomas premonitorios que se anticipan al dolor y suelen darse entre unas horas y hasta 72 horas previas al ataque. Asimismo, la gran mayoría presenta una fase de posdromo -posterior al ataque de migraña en sí mismo- que puede durar días. Se caracteriza por falta de apetito, dolor muscular,

La migraña es una causa muy importante de discapacidad, durante el ataque muchas personas tienen que modificar sus actividades cotidianas debido a la intensidad del dolor o los síntomas asociados.

– ¿Existen diferentes tipos de migraña?

– Sí. La migraña por definición puede ser con o sin aura. Aproximadamente el 30% de las personas con migraña presentan síntomas sensitivos característicos llamados "aura" desde unos minutos a una hora previa al dolor, que ceden una vez que comienza el mismo. También pueden presentarse alteraciones sensoriales o motoras, como dificultad para hablar, visión de luces intermitentes o la presencia de líneas en zigzag en el campo visual.

Asimismo, puede ser de tipo episódica o crónica dependiendo de la cantidad de ataques por mes que haya tenido la persona afectada en los últimos tres meses. La de tipo crónico es mucho menos frecuente que la episódica y se da cuando la persona presenta más de 15 días de cefalea al mes donde al menos ocho episodios tienen características de migraña (durante tres meses consecutivos).

– ¿Hay personas más predispuestas a padecer esta afección?

– Sí, por ejemplo las personas expuestas a situaciones de mucho estrés o mujeres en edad menstrual. Pero también hay distintos factores que pueden desencadenar algún tipo de cefalea: falta de sueño, mala alimentación, exceso de alcohol o cafeína, ayunos prolongados.

– ¿Qué explicación tiene que tres de cada cuatro personas con migraña son mujeres?

– Si bien la migraña puede ser diagnosticada desde la infancia, el inicio de la enfermedad es más común entre los 15 y 50 años. Afecta a hombres y mujeres y gran parte de las personas que la padecen tienen predisposición genética.

Aproximadamente el 75% de las personas que tienen migraña son mujeres y esto puede deberse en parte a que hay tipos de migraña asociadas al ciclo menstrual y la migraña menstrual pura, donde los factores hormonales forman parte del riesgo de desencadenar un ataque.

– ¿Cuándo es necesario consultar al médico?

– Para evitar cronificar la migraña o tener cefalea por abuso de medicación analgésica es muy importante consultar al médico:

En casos de cefaleas recientes.

Si hay un dolor nuevo sumado al anterior.

La cefalea previa cambia de frecuencia o intensidad.

Si siente el peor dolor de su vida.

Si a la cefalea se le agregan uno o más síntomas (problemas en la visión, la fuerza muscular, la sensibilidad, dificultad para hablar, vértigo, etc.) por más que desaparezcan en pocos minutos.

Frente a la necesidad de ingesta de más de cuatro analgésicos en el mes para controlar el dolor de cabeza.

– ¿Qué rol juega la automedicación en este tipo de trastorno? ¿Cuál debe ser el procedimiento a seguir en caso de migraña?

– Teniendo en cuenta que el 44% de quienes padecen migraña desconocen su diagnóstico, muchas personas se automedican con analgésicos para aliviar el dolor asociado a las crisis de migraña. Esto puede provocar una cefalea por abuso de medicación, que se da cuando se toman analgésicos simples más de 15 días al mes de forma continua o más de 10 días de ergotaminas, triptanes o fármacos analgésicos combinados, en ambos casos por tres meses o más, existiendo una relación directa entre el uso excesivo de medicación y el empeoramiento del dolor.

Lo primero que debería hacer una persona que padece este tipo de dolores frecuentes de cabeza es acudir al médico. El profesional es quien sabrá, de acuerdo a las características de la migraña, si es recomendable comenzar a realizar un tratamiento preventivo o no, y qué medicación utilizar durante las fases tempranas del dolor.

Un primer paso y un consejo que suelen dar los especialistas previo a la consulta es llevar un registro de las cefaleas: las características de los ataques y su evolución ayudan a detectar si se asocia o no al ciclo menstrual, la respuesta al tratamiento y los desencadenantes. Hay varias aplicaciones que facilitan el registro para contar con mayor información ante la consulta. Una de ellas es Migraine Buddy que permite a los usuarios registrar cuándo se experimenta una migraña, cuán grave fue y qué pudo haberla desencadenado.

 

Infobae