Instituto Médico Platense

Excelencia en Medicina al servicio de la Comunidad

412 0900

425 8394

425 8390

Menu

Semana de la Lucha contra la Muerte Súbita

imagen

Del 20 al 27 de Agosto. Por 4to año consecutivo, la FCA conmemora esta semana para promover el conocimiento y concientizar la importancia de la RCP y manejo del DEA

Por 4to. año consecutivo, la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) conmemora la Semana de la Lucha contra la Muerte Súbita para promover el conocimiento y la toma de conciencia sobre la importancia de la RCP y el manejo del DEA para la atención temprana de la muerte súbita extra-hospitalaria.

La muerte súbita puede ocurrir a cualquier edad y puede estar relacionada, o no, con una actividad física o deportiva. Por su naturaleza inesperada, cuando le ocurre a cualquier persona es sumamente impactante y doloroso. Pero, lo es más aun cuando le sucede a un niño.

Alrededor del 10% del total de las muertes son súbitas. Generalmente se producen cuando una alteración del ritmo cardíaco no permite el buen funcionamiento del corazón y, por lo tanto, deja de bombear la sangre al cerebro y al resto del cuerpo.

Una muerte es súbita cuando no se preveía que la persona falleciera y no había una causa conocida predisponente. También se denomina así cuando el fallecimiento no es producto de un accidente y, a la vez, se sucede rápidamente en el lapso de una hora o cuando se está durmiendo.

 

Si bien la mayoría de las veces se presenta en adultos, es muy poco frecuente en niños y adolescentes. Aun así, y a pesar de lo inesperado, es sumamente importante prevenirla; y para esto realizar controles médicos periódicos, estar entrenados en maniobras de RCP y contar con desfibriladores externos automáticos (DEAs) en lugares de gran circulación de personas, se vuelve fundamental. No perdamos de vista que en Argentina se producen alrededor de 40.000 muertes súbitas al año y el 70% se ocasiona fuera de los hospitales. 

Afortunadamente, el desenlace no siempre tiene que ser fatal. Por eso, estas medidas de prevención secundarias (como lo son la aplicación de maniobras de RCP y DEA) son fundamentales.

Causas

Entre los adultos, las enfermedades del corazón y las arterias son las causantes más frecuentes de estos trastornos, principalmente el envejecimiento acelerado de las arterias por hábitos como fumar y mantener sobrepeso, el mal control de la presión arterial y el colesterol elevado. Estos factores pueden provocar un infarto de corazón, que es la causa más común de las alteraciones del ritmo cardíaco. En los niños y jóvenes la muerte súbita es más rara y se debe mayormente a problemas de nacimiento, como el engrosamiento de las paredes del corazón y algunas mutaciones.

El ejercicio intenso puede ser el desencadenante de las alteraciones del ritmo cardíaco en diversas enfermedades. Sin embargo, el porcentaje de atletas que sufren una muerte súbita es muy bajo. La causa más frecuente en atletas jóvenes (35-40 años), se relaciona con la obstrucción de las arterias por la inflamación que produce la presión alta, el colesterol, el azúcar en sangre y, fundamentalmente, el cigarrillo.

La importancia de la desfibrilación

Cuando se produce una muerte súbita, casi el 90% de los casos es por un ataque cardíaco. Y dentro de estos casos, casi el 90% se debe a la aparición de una arritmia gravísima llamada fibrilación ventricular. Cuando esta arritmia sobreviene, el corazón es incapaz de bombear sangre y la muerte aparece en pocos minutos. En estos casos, la única forma de salvar esa vida es aplicando en forma rápida y eficaz maniobras de RCP y desfibrilación (que mediante un choque eléctrico devuelve el latido normal al corazón).

¿Qué ocurre cuando la víctima es un niño?

¿Qué rol ocupa en estos casos la aplicación a tiempo de un DEA?

Es una realidad que la muerte súbita en niños y adolescentes ha recibido poca atención por parte de la literatura médica. Quizá se deba a que, como ya hemos dicho, su ocurrencia en niños es muy poco frecuente.

Sin embargo, un reciente estudio publicado en el "European Journal of Pediatrics" destacó la importancia del DEA en la identificación de arritmias ventriculares letales, más allá de salvar a los niños que desarrollan un paro cardíaco inesperado. 

Si bien la ocurrencia de la muerte súbita en niños es rara, suele tener un enorme impacto en la sociedad justamente por su naturaleza inesperada y dramática. Por eso, reconocer y tratar oportunamente la fibrilación ventricular a partir de la aplicación de maniobras de RCP y DEA, es fundamental. El DEA es una herramienta útil para identificar de manera confiable las arritmias ventriculares que terminan conduciendo a la muerte súbita (como la taquicardia ventricular y la fibrilación ventricular), además de prevenir este inesperado deceso.

“Como profesionales de la salud, es nuestra responsabilidad visibilizar esta problemática, sin subestimar los números. A pesar de su baja incidencia en la población pediátrica, en comparación con la de los adultos, debemos dar lugar al debate y promover su conocimiento para prevenir y salvar vidas”, aseguró el Dr. Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina.

“Sabemos que la muerte súbita no avisa y que puede ocurrir en cualquier lugar, por lo que estar preparado para actuar y salvar esa vida no es tarea exclusiva de los médicos. Aprender RCP y manejo del DEA es clave para poder actuar en el momento justo; peor es no hacer nada”, concluyó el especialista.

 Frente a una muerte súbita

La persona afectada se desploma, pierde la conciencia, deja de responder y de respirar normalmente, y pierde el pulso. La muerte cerebral y la muerte clínica comienzan a ocurrir entre 4 a 6 minutos después de un paro cardíaco. Por eso, frente a estas señales de alerta, si una persona cae inconsciente, lo primero que debe hacerse es llamar al número de emergencias médicas y, luego de asegurarse de que no hay peligro en la escena, comenzar rápidamente las maniobras de reanimación.

Prevención

Lo más importante es llevar una vida saludable, sin fumar, manteniendo un peso y cintura correctos para la altura y el sexo de la persona, hacer ejercicio físico leve a moderado y realizarse los controles médicos.

 Los profesionales de la salud pueden evaluar a las personas para calcular el riesgo (probabilidades de sufrir una muerte súbita) en forma periódica, a través de las mediciones en el examen clínico, estudios bioquímicos y exámenes complementarios, según sean necesarios.

Resulta trascendente contar con estrategias para tratar de salvar a una persona que sufre una muerte súbita, incluyendo el uso de los números de teléfono de asistencia de emergencias como el107 y el 911, el entrenamiento de cualquier individuo en maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar como el masaje cardíaco efectivo, el tratamiento con choques eléctricos mediante el uso de aparatos totalmente automáticos que pueden revertir esos trastornos del ritmo cardíaco(disponibles ya en cientos de lugares públicos y privados), y la educación sobre los pasos a seguir ante un situación como esta.

La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte entre los mayores de 45 años en todo el mundo y nuestro país no es la excepción. Muchas veces la primera manifestación de una enfermedad cardíaca es la muerte súbita, y en estos casos la víctima puede recuperarse si recibe Reanimación Cardiopulmonar en forma inmediata.

"Estar entrenado en maniobras de RCP puede significar la diferencia entre la vida y la muerte"

 

Proyecto Salud