Instituto Médico Platense

Excelencia en Medicina al servicio de la Comunidad

412 0900

425 8394

425 8390

Menu

¿Qué es la astenia primaveral?

imagen

Un letargo que puede durar dos semanas. La presidenta de la Asociación de Otorrinonaringología de la Ciudad, Stella Cuevas, explica cómo es esta alteración física que también influye en el estado de ánimo

La pronta llegada de la tan anhelada primavera, estación que suele ser la mejor época del año, trae nuevos aires y ánimos a la población. Es conocida con el nombre de "Estación de Riesgo" porque aparecen algunos problemas de salud, ya que el cuerpo no se acostumbra tan rápidamente, a la mayor cantidad de luz, al aumento de la temperatura.

Se trata de una alteración física, y puede verse afectado el estado de ánimo, con aumento de tristeza o sentimiento de desvalorización (las personas con depresión son más vulnerables).

La astenia primaveral, conocida como el “Cansancio de la Época de la Flores”, es un trastorno desconocido por muchos, pero afecta a más de la mitad de la población mundial, produciendo en las personas que la sufren un desorden que es sólo temporal, supone una alteración en el ritmo de vida, cambios que también se manifiestan en otoño, aunque su incidencia es menor. Es común que se manifieste entre los 20 y 50 años, y es más frecuente en mujeres.

Estas personas se sienten con menos fuerzas, les cuesta conciliar el sueño, están irritables, tienen problemas de concentración y parte de la motivación se ve reducida. Todo esto se debe a una alteración de los ritmos biológicos, denominados ritmos circadianos (cambios que se producen en transcurso del día) Lo normal es que dure aproximadamente, de una a dos semanas. Es el tiempo que tarda el organismo en acomodarse a las nuevas circunstancias ambientales.

Los principales síntomas son fatiga, cansancio y agotamiento. El agotamiento puede ser físico y mental. También puede haber un sentimiento de desmotivación, ansiedad, desconsuelo, aflicción e irritabilidad. Además, la astenia puede ocasionar ciertas dolencias como: infecciones, anemia, celiaquía, o trastornos del sueño.

Es importante ante esta sintomatología realizar una visita al médico, que seguramente evaluará el caso y probablemente solicite un análisis de sangre: en caso de alteración de alguno de los valores, se indicará el refuerzo de las defensas, entre otras cosas.

Al mismo tiempo es importante sostener una serie de pautas para contrarrestar la astenia:

- Dieta balanceada, con nutrientes suficientes como vitaminas o minerales (aportan energía y refuerzan las defensas).

- Comer frutas y verduras de estación.

- Hidratarse, beber agua 2 litros diarios.

- Mantener un buen descanso de 6 a 8 horas.

- Hacer actividad física: caminar, correr, andar en bicicleta.

El ejercicio es clave porque relaja el cuerpo y la mente y aumenta la producción de endorfinas, que son sustancias naturales sintetizadas por el cerebro, y son convocadas por las actividades que producen placer. Esto contribuye a crear un cambio de actitud y mejora el estado de ánimo. La ansiedad no es amiga del Sistema Inmune, por lo que se recomienda mantener la calma, evitar problemas, y/o tratar de relativizarlos.

 

Clarin Salud